Videoclip de Máquina

¡Hilandera ya tiene su primer videoclip oficial! ¿qué les parece?, esto me emociona mucho porque lo hice todo todo todito yo. Les cuento: aún eran los días de Loocila, Hilandera no pensaba en existir, estaba en un momento raro de mi vida, recién casada, sin trabajo, un poco mala de la cabeza y por ende medicada (hay momentos en el video, en la parte de la casa, donde tengo la mirada pesada de tanta pepa que estaba tomando). En uno de esos días de ladilla interminable me puse yque a secarme el pelo y planchármelo, cosa en la que soy terrible, pero en ese plancha y plancha se me ocurrió documentar todo el proceso, cuando terminé de hacerlo me gustó esa estética de las cosas en blanco y negro y estuve todo el día grabando lo que hacía, una y otra vez. Después no sabía que hacer con eso y quedó agarrando polvo en mi disco duro por más de un año.

Cuando hice Prima Materia EP e incluso luego de «lanzarlo» no tenía grandes planes a futuro porque pensé que iba a ser un fracaso total, ya que ninguna disquera me hizo caso y fueron pocos los medios que lo reseñaron, pero logró llamar la atención de algunas personas y con eso me conformé. No pensaba en hacer video ni mucha promoción gracias a mi bajísima autoestima artística. Un día organizando mis archivos encontré estas grabaciones caseras (literalmente) y pensé «bueno, esto tiene bastante relación con Máquina», la canción se trata básicamente de que somos máquinas que producen alma en cada acción diaria de la vida cotidiana, desde comer hasta pensar. Estas grabaciones documentaban justamente lo que hablo en la canción. Me gustó la idea, pero le faltaba algo, aprovechando una tarde sola en la casa, agarré una lámpara y la puse encima de una silla, me pinté la bembota de negro y me grabé cantando la canción y haciendo muecas. Luego me di cuenta que imitaban de alguna forma dos videos que había visto últimamente que me habían impactado cada uno por razones distintas: Accelerate de Christina Aguilera por todo el protagonismo de la boca, y This is America de Childish Gambino por la confianza de hacer muecas tan exageradas. Claro, que ambos videos tienen muchas otras cosas por las cuales impactarse, pero creo que eso fue lo que se me quedó en el inconsciente.

Luego vino el proceso de pensar cual iba a ser el video realmente, recientemente había visto una serie de cortos llamada «Ten Minutes Older» donde había uno del director Mike Figgis, él hacía un juego con la pantalla dividida en cuatro, donde había una historia que empezaba en una y se pasaba a la otra y luego nada tenía ningún sentido pero cada recuadro se iba como persiguiendo, bueno…el corto, sinceramente, no lo entendí y me dejó descolocada pero me quedé con esa idea de la división en cuatro que podía resultar bastante divertida y decidí hacerlo así. Vino la pregunta de los 10 millones: ¿y quién me va a editar a mí esta loquera?, mi esposo (tan bello) se ofreció a hacerlo pero ese reto que se me estaba presentando era tan interesante para mí, que tenía 0 experiencia (ahora sí un poquito más de 0) editando, que no lo pude evitar, si a mí me gusta una vaina es aprender algo nuevo y si es en la computadora más, me armé de valor, cigarros y la actitud del meme «Challenge Accepted», abrí ese Premier y pasé un rato haciéndole preguntas básicas y de lógica a mi esposo que con mucha paciencia me ayudó y eso fue como aprender a manejar bicicleta, después del primer empujón me fui yo solita y estuve más o menos una semana editando el video todas las noches, moviéndole pacá y pallá hasta que me gustó y bueno…hasta aquí llega la historia.

Sin más preámbulos, les presento el primer hijo audiovisual de Hilandera, Máquina, que me ha dejado con ganas de hacer más:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up